El Drop en las zapatillas de Running

      1454534862_resolutions-02¿Que es el Drop de una zapatilla?

Copy of Copy of 1800px x 720px – Untitled Design

   Hace ya bastante tiempo que el running es algo más que una moda pasajera. Nuestras calles y parques están repletos de gente corriendo. Esto ha hecho que las marcas se pongan a trabajar y a sacar al mercado productos específicos. Con la llegada, casi inundación, diría yo, de productos cada vez mas avanzados tecnológicamente, están apareciendo nuevos términos de los que no siempre conocemos su significado.

   ¡Y no sólo nosotros! Lo que me mueve a escribir este artículo es mi experiencia personal. Hace poco me decidí a empezar a practicar Trail-Running, otro término rimbombante que no significa mas que salir a correr por la montaña. Torpe de mí, me fui a comprar unas zapatillas de Trail a unos grandes almacenes, me probé varias y le pregunté al dependiente cual era el Drop de las que más cómodas me quedaban (tengo el pie especialmente ancho así que no es tarea fácil). El chico me miró con cara de pez… En ese momento llegué a dos conclusiones. La primera que las zapatillas para correr hay que comprarlas en una tienda especializada, sobre todo si es un modelo que no conoces. Y la segunda, que tenía que escribir un artículo explicando de manera sencilla que es el drop de una zapatilla… Entonces, vamos a empezar.

            1454534882_running ¿Que es el Drop?

El Drop de una zapatilla es la diferencia de altura entre la zona mas alta en el talón y la mas baja en la zona del metatarso.

   Puede variar entre 12-13mm de las zapatillas que llamaremos “clásicas” y los 0mm del calzado que se denomina minimalista o barefood.

   A partir de aquí nos pueden surgir muchas preguntas. ¿Qué diferencia hay entre un drop y otro?¿Puedo usar cualquiera?¿Qué zapatilla es mejor?

   La última pregunta es fácil de contestar. Una zapatilla no es mejor ni peor por los milímetros de drop que tenga, simplemente es diferente y por tanto variarán sus características y sus posibles usos, pero bueno, vamos paso por paso

.running-shoe-371625_1920

             1454534919_medal2Primero un poco de teoría.

   La teoría nos dice que cuanto más bajo sea el drop más se adelanta la pisada, ésto es,  se comienza el paso apoyando una zona más delantera del pie. Pero ¿por qué digo “en teoría”? porque ésto, aunque depende en gran medida del drop, también depende de la técnica de carrera y de la velocidad a la que corramos.

   Si no lo has entendido aún vamos a pasar a la práctica. Ponte unas zapatillas y camina rápido por el pasillo de casa. ¿Cómo andas?¿Qué apoyas primero? El talón. Talonas para a continuación ir apoyando el resto del pie. Ahora descálzate y trota de nuevo. ¿A qué ahora no talonas tanto? Lo normal es que hayas adelantado la pisada y pises casi con la almohadilla que hay en la base de los dedos, en un movimiento contrario al anterior. Pues ésto es lo que pasa básicamente cuando disminuimos el drop. Si lee esta explicación un podólogo seguramente se eche las manos a la cabeza, pero he empezado diciendo que lo iba a explicar en modo dummy.

   Cuanto menos drop usemos, más natural será la pisada. Pero cuidado, natural no es sinónimo de mejor, al menos para mí. Al disminuir la altura también lo hace la amortiguación. Vamos a ver caso por caso las diferentes características de las zapatillas según su drop.

        Drop alto: 14-9mm

   A éstas las podemos denominar zapatillas “clásicas”. Tienen una amortiguación mayor aunque el pie pierde algo de su propiocepción natural entrando en la pisada con el talón o mediopié. Suelen ser zapatillas de entrenamiento o para tiradas largas. Son la mayoría de las del mercado.

sneakers-1024974_1920shoes-933189_1920

      Drop medio: 8-4mm

   Estas serán zapatillas con algo menos de amortiguación pero mas flexibles. Son zapatillas rápidas, se suelen usar como zapatillas de competición o  mixtas,  para entreno y carrera. Son las zapatillas adecuadas si quieres hacer una transición entre drops altos y bajos.

        Drop Bajo: -4mm

Con estas zapatillas conseguiremos la pisada más “natural” aumentando la propiocepción del pie. Si además son de perfil bajo podremos denominarlas minimalismominimalistas. Con ellas se
consigue una mayor sensación del terreno pero requieren una buena técnica de carrera, no es una zapatilla para principiantes.

 

         1454534882_running¿Entonces?

   El ser humano lleva siglos andando con zapatos por lo que nuestros músculos y tendones están acostumbrados a ello. Cuando caminamos descalzos o con drops bajos hacemos intervenir a nuestra musculatura de manera diferente, activamos más gemelos y soleo,  exigimos más a los isquiotibiales en detrimento de los cuádriceps y hacemos trabajar de manera diferente al tendón de aquiles.

   ¿Y ésto es malo? Pues en un principio no, pero si no estamos acostumbrados o no tenemos nuestros músculos preparados  y de repente cambiamos de un drop 13 de nuestras Asics Nimbus a un drop 4  de unas Merrell Bare Access seguramente las consecuencias no sean muy buenas para nuestro tren inferior. Así la palabra que se os tiene que grabar a fuego con este tema es ADAPTACIÓN.

   Por lo tanto, si quieres probar con zapatillas mas bajas o quieres notar las sensaciones de correr con calzado minimalista necesitas un periodo de ajuste. Poco a poco puedes ir bajando de 13 a 10, luego de 10 a 8, de 8 a 5…. Y exactamente igual si vienes de drops bajos y pretendes subirlos.  Lo ideal es tener las dos zapatillas a la vez, no gastar unas y cambiarlas por otras nuevas, e ir introduciendo la nueva poco a poco, 20 minutos el primer día, 30, 40, etc…

   Bajo mi humilde opinión yo nunca correría con un drop inferior a 4, sobre todo si tienes cierto peso. Se que ésto me puede traer muchos comentarios negativos, pero sinceramente no creo que sea nada bueno correr con cero amortiguación. Los defensores del Barefood postulan que correr descalzo es lo natural para el ser humano y por tanto lo mejor fisiológicamente. Dicen que la postura de nuestra espalda al andar descalzo es más correcta y que nuestros antepasados andaban grandes distancias así.

  Nuestros antepasados iban descalzos, pero también iban con taparrabos, no tenían ordenadores y comían lo que cazaban (eso sí que era una “dieta paleo”). Si no me planteo dejar de ponerme ese cortavientos que tanto me gusta, dejar de leer las recetas perfectas para antes de una carrera en mi revista favorita o tirar el portátil por la ventana, no se por qué me voy a plantear correr sin amortiguación.

   Correr, con el alto impacto que supone ésto para nuestras articulaciones , sin nada de amortiguación me parece una locura y no creo que haya ningún médico que lo recomiende. Una cosa es andar por la playa y otra es correr un maratón descalzo. Y alguno me recordará al gran Abebe Bikila.  Para el que no lo conozca Bikila fue un coloso que corrió el maratón de los Juegos Olímpicos de Roma`60 descalzo, batiendo el récord del mundo. ¡¡¡Corrió en 2:15!!! Imaginad lo que podría haber hecho con unas zapatillas actuales. Este corredor de origen etíope no conoció las zapatillas hasta que ya era mayorcito. Iba cada día a la escuela corriendo descalzo y aún así no pensaba correr el maratón sin zapatillas. La semana de antes cambió de zapatillas y se le hizo una ampolla descomunal. Decidió correr descalzo porque era éso o nada y en esa época no creo que fuera a tener muchas mas oportunidades. A esos juegos fue como reserva por la lesión en el último momento del corredor titular, a parte de connotaciones políticas y demás… Aquí os dejo el vídeo del maratón de Roma´60.

       1454534882_running Pero… Entonces ¿qué?

   Ahora la pregunta del millón. ¿Qué zapatillas me compro? pues depende. Tienes que buscar las zapatillas que te vayan bien a tí. Cada corredor es un mundo. Tienes que tener en cuenta tu peso, cuanto vas a correr a la semana, la distancia, que carrera estás preparando, cual es tu técnica de carrera, si has tenido alguna lesión… Por ello te aconsejo que vayas a una tienda especializada donde te va a atender alguien competente que te podrá aconsejar cual pueden ser las mejores zapatillas para tí.

   Yo por ejemplo corro con un drop de 13. Soy un corredor pesado y he tenido varias lesiones en cadera y rodilla que me hacen imposible pensar en bajar, necesito mucha amortiguación. Lo ideal, bajo mi punto de vista como todo en la vida sería el termino medio. Un drop de 8 hace que tu pisada sea más natural y aún así tiene cierta amortiguación. Siempre que tengas una técnica de carrera aceptable no deberías tener problemas. Para principiantes yo me decantaría por unos drops algo mas altos. En todo caso, como ya os he dicho antes, con lo más importante que os tenéis que quedar de este artículo es ADAPTACIÓN. No hagáis locuras que luego se pagan y da mucha rabia no poder salir al parque.

   Espero que os haya gustado el artículo, pero… ¿Y vosotros? ¿Qué drops usáis?¿Habéis tenido problemas con alguna zapatilla? Por favor no dejéis de comentar vuestras experiencias y preguntas. Aquí estamos todos para seguir aprendiendo. Un saludo. ¡¡¡Nos vemos en el parque!!!

 

 

 

 

 

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Wow! Pedazo de post! Súper útil para los que nos echamos a correr de vez en cuando… ¡Y para los que ya tenemos una edad y nos duele todo!

    Me gusta

    1. Victor Sierra Martin dice:

      Muchísimas gracias!!! Espero sirva de ayuda.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s